Río de Janeiro acoge el curso de renovación de los agustinos recoletos en América

IMG_20140118_075927

Del 13 de enero al 8 de febrero treinta siete agustinos recoletos procedentes de Colombia, Costa Rica, México, Perú, Venezuela y del mismo Brasil participan en el curso de renovación organizado por el Secretariado general de espiritualidad de la Orden de Agustinos Recoletos. La casa de retiro SANTO AGOSTINHO, ubicada en Río, es la sede de este duradero encuentro.

Los participantes a este curso, organizado para los religiosos que residen en América, son miembros de cinco de las provincias integrantes de la Orden: ocho religiosos pertenecen a la provincia de San Nicolás de Tolentino; tres son miembros de la provincia de Nuestra Señora de la Candelaria; cuatro, de la de Santo Tomás de Villanueva; cinco pertenecen a la de San José y dieciséis, a la de Santa RitaPablo Panedas, presidente del Secretariado general de espiritualidad, es el coordinador del curso.

El objetivo de este curso no es otro que facilitar a todos los participantes un espacio y un tiempo para vivir con intensidad una renovación personal y comunitaria.

EJERCICIOS ESPIRITUALES

Se inició el curso de renovación con los ejercicios espirituales. El padre Enrique A. Eguiarte ha recibido el encargo del equipo de gobierno de la orden de Agustinos Recoletos de preparar una tanda de ejercicios que a lo largo de todo este año 2014 se ofrecen a todos los miembros de la familia recoleta. Con un marcado acento recoleto, agustiniano y bíblico quieren ser una ayuda en este momento histórico en el que se pide a todos los recoletos una respuesta más comprometida dentro del proceso de revitalización que está llevando a cabo la Orden.

Estos ejercicios están ideados para vivirse en silencio los cinco días de duración. Ayudados por los materiales facilitados y por las charlas de Eguiarte, los participantes, de la mano de San Agustín, se dejan iluminar como comunidad por el mismo Cristo. Jalones en el ritmo diario de estos ejercicios son el silencio y la oración ante el Santísimo, la lectio divina y la celebración de la eucaristíaliturgia de las horas. El día penitencial es la adoración de la cruz el centro de las miradas y la celebración penitencial comunitaria con la confesión individual.

REZANDO CON LA TABLET

Una novedad no esperada por los asistentes al curso fueron las «tabletas» que recibieron. En ellas estaban los materiales y las “APP” necesarias para rezar en castellano y en portugués. De esta forma se evitaba tener que distribuir un montón de fotocopias. Durante los primeros días los más diestros en conocimientos tecnológicos atendían las necesidades de los menos avezados. La habitual estampa de una capilla llena de los libros de oración ha dado paso a otra en la que encima de los bancos se acumulan los aparatos electrónicos, y la pregunta que se hacían no era “¿en qué página?”, sino “¿has descargado ya la actualización de hoy?”

LA TORMENTA Y EL APAGÓN TECNOLÓGICO

Pero nada humano tiene todas las seguridades en sí, como bien prueba la experiencia vivida por los cursillistas. Tras unos días de mucho calor, en la tarde del día 16, durante la celebración de la eucaristía se produjo una fuerte tormenta. La lluvia que alivió las altas temperaturas estuvo acompañada de truenos y relámpagos. Además de alguna pequeña inundación en los pasillos se fue la luz. Tuvieron que cenar en silencio, porque estaban de ejercicios espirituales, y sin luz eléctrica, a la luz de las velas. Todo muy romántico. Muy pronto se dieron cuenta que además se habían quedado sin internet.

Durante algo más de una semana siguieron sin poder conectarse y descargar los correos o hacer las consultas habituales. El problema más importante se presentó a la hora de descargar las actualizaciones de la liturgia de las horas. La versión castellana permite descargar la semana entera. La portuguesa sólo permite una actualización diaria. Esto les obligó a rezar durante estos días en español, aunque la idea primera era hacerlo de forma alternativa en español y portugués.

VISITA AL CRISTO DE CORCOVADO

Tras finalizar la semana de ejercicios espirituales tuvieron la primera salida para conocer el famosoCristo de Corcovado, la estampa más conocida de Río de Janeiro. No podían irse sin la foto que diera testimonio de su estancia en la capital carioca. Para poder alcanzar la cima de la montaña, de 710 metros, fue necesario utilizar el tren cremallera. Una ligera niebla les impidió disfrutar de toda la belleza del paisaje, y la gran afluencia de turistas tampoco les facilitó poder hacer las fotografías más vistosas.

PARROQUIA DE SÃO JANUÁRIO E SANTO AGOSTINHO

El curso de renovación tiene entre sus objetivos que los participantes puedan conocer alguna de las comunidades agustino-recoletas emblemáticas del país en que se realiza y compartir con ella. En este caso, la primera casa visitada fue la de la histórica parroquia de São Januário e Santo Agostinho(San Jenaro y San Agustín), que ha sido la testigo de los primeros pasos recoletos en Brasil. La comunidad recibió a los visitantes con cariño, les ofreció un refrigerio y les invitó a rezar juntos en la iglesia, cuya decoración abunda en motivos agustinianos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: