Reflexiones sobre la vida consagrada en Lima

DSC04596

Los ponntes del primer día

Augusto Uriarte | Lima. En torno al Año de la vida consagrada, el jueves 11 y viernes 12 de junio, de 7:00 a.m. a 9:00 p.m., en el salón de la parroquia Santa Rita de Casia de Miraflores. Los frailes del teologado han organizado dos días de reflexión teológica en sobre “La vida consagrada en Latinoamérica, hoy”, para reflexionar sobre la realidad latinoamericana y caribeña;  y de este modo, percibir los retos y desafíos que plantea la sociedad para este estilo de vida. El evento se inauguró con las palabras del vicario provincial de Perú, fray Ricardo Rebolleda.

En el primer día, contamos con la presencia de las hermanas Sandra Inés Flores Rivera, Carmelita Misionera de Santa Teresa y, María Alejandra Lequizamón, Dominica del Santísimo Nombre de Jesús, miembros de la Comisión de Reflexión Teológica de la CONFER, Perú.

DSC04599

La sala estuvo abarrotada de asistentes

Ellos presentaron la realidad de la vida consagra en Latinoamérica y el Caribe dentro del contexto de la renuncia de Benedicto XVI y la elección de un Papa latinoamericano, del mártir Óscar Arnulfo Romero y de los mártires peruanos; del mismo modo, se refirió a los 50 años del Concilio Vaticano II y la Exhortación Apostólica Vita Consecrata.

Tomando en cuenta este contexto desarrollaron los cambios de paradigmas, de la “fuga mundi” a una vida inserta en el mundo; de un estado de perfección, a un seguimiento de Jesús pobre. Igualmente, mencionaron el kairós de la conversión, como tiempo oportuno para la conversión; y el presente de Dios hoy (ya), ahora para la vida religiosa. Los ponentes, terminaron su reflexión  recordando a los religiosos que “están llamados a vivir de forma radical las promesas bautismales y de manera particular llamados a ser profetas hoy”.

DSC04691

Los ponentes del segundo día

La presentación del segundo día estuvo a cargo de fray Mauro Vallejo, OFM y fray Wilmer Moyetones, OAR, quienes presentaron los “Retos o desafíos de la Vida consagrada, hoy”. Mauro Vallejo mencionó algunos signos de la decadencia de la vida religiosa, las tendencias o marcos teóricos: teoría de la secularización y teoría alternativa o nuevo paradigma. Finalmente, propuso algunos signos de vitalidad, tales como: visibilidad, cuidado esmerado de la dimensión espiritual, luminariedad-periferias, capacidad para la movilización y vivencia de los votos. En definitiva, dijo que la configuración de la vida consagrada ha cambiado; por lo tanto, necesita purificación, enfrentar los retos y aprovechar las oportunidades.

Posteriormente, fray Wilmer Moyetones presentó, en forma de interrogante, los retos de la vida consagrada, como: la interculturalidad, la convivencia intergeneracional, los medios de comunicación social, entre otros. Desafíos o retos “que se tienen que enfrentar y no huir de ellos”, según manifestó.

Durante la jornada, también se tuvo previsto para los momentos de receso, una exposición iconográfica, trabajo presentado por la Comunidad Misionera de Villaregia.

Anuncios